INFORMES PERICIALES JUDICIALES Y DE PARTE

INFORMES PERICIALES JUDICIALES Y DE PARTE

Ganar un juicio depende en gran medida de un informe técnico de partida de calidad. Después de requerir y hacer un estudio minucioso de toda la documentación escrita disponible, se toman los datos in situ, visitando la obra las veces necesarias. Se pasa después a un trabajo de gabinete, probando y justificando técnicamente los defectos constructivos e incumplimientos de normativa. En ocasiones es necesario realizar pruebas de laboratorio, cálculos paralelos, etc. Por último, es necesario valorar la reparación de los daños con precios actuales de mercado, utilizando bases de datos reconocidas e incluyendo todos aquellos gastos de honorarios, técnicos, licencias, etc., que van a ser necesarios. La rigurosidad y la honestidad del informe son claves para la defensa del informe en la vista oral.

PERITAR LOS COSTES DE UNA OBRA

En numerosas ocasiones, al finalizar una obra, el propietario necesita conocer si los importes facturados por una obra son precios abusivos o se ajustan a precios medios de mercado. La manera de comprobarlo es realizar una exhaustiva medición in situ de cada unidad de obra (cimentación, estructura, cerramientos, albañilería, instalaciones, etc.), para lo cual se requiere investigar toda aquella documentación que pueda ser complementaria, como fotografías tomadas durante la obra, desde un punto de vista técnico y aplicando el conocimiento constructivo y la experiencia en obra. Una vez se ha medido la obra real, se aplica a cada unidad de obra un precio medio tomado de una base de datos reconocida, obteniendo con suficiente aproximación el coste real de la obra ejecutada para contrastarlo con el que se pretende facturar.